lunes, 2 de marzo de 2009

Stitch



¿Por qué motivo he creado este blog? Por Stitch. Y, ¿quién demonios es Stitch? Pues señores, Stitch es la criaturita que me ha devuelto la felicidad. Stitch es mi hurón. Y gracias a él, he descubierto a estos animalitos, un fantástico mundo nuevo para mí. Desde que Stitch llegó a casa, he aprendido muchísimo sobre los hurones. Y desde luego, no me arrepiento de la decisión de tener como mascota a esta cosita.


Dicho esto, voy a pasar a dar a conocer en sociedad a Stitch. Stitch es un joven huroncito, que llegó a mi casa, desde las granjas Marshall, de Estados Unidos, el 4 de diciembre de 2008. Ya lleva con nosotros 3 meses, y no podríamos estar más contentos. Él tiene 7 meses (su cumpleaños es el 24 de julio) y es el hurón más juguetón, alegre, despierto, inteligente, fiel y cariñoso del mundo. Bueno, puede que lo diga porque lo quiero con locura, pero no exagero cuando digo que es una maravilla de animalito. Siempre quise tener un perro, pero un piso se queda pequeño para uno. Los gatos no me inspiran mucha confianza (es mi opinión... estoy segura de que son también unos animales adorables para muchas personas). Y mejor no hablemos de los pájaros, a los que les tengo un poco de fobia. La decisión vino por varios factores: estaba decidida a tener una mascota, pero el vivir en un piso, me obligaba a optar por un animal que no necesitara mucho espacio. También el hecho de estar muy ocupada, y que pasara varias hora fuera de casa, me hizo buscar por un animalito que pudiera estar en una gran jaula cuando yo no estuviera. Busqué y busqué. Me documenté y leí mucho sobre los hurones. Ya había oído hablar de los hurones como animales domésticos, y me gustaban, pero nunca me planteé tener uno. Tras leer mucho las conclusiones eran: muchas ventajas y poco que perder. Así que decidido. Me puse en contacto por internet con una tienda especializada en venta de hurones, que los traían desde la granja Marshall, que se encuentra en Estados Unidos y tiene una larga tradición y fama como criadero de hurones domésticos. En menos de 24 horas, ¡ya tenía a mi huroncito en mi puerta!


Cuando lo saqué de ese pequeño transportín, esa carita marrón enmascarada me contemplaba sin apartar ni un instante la mirada. Lo cogí, y me empezó a olfatear. El pobre estaba asustado. Y debía estar cansado después de todo el viaje. Llené su bol y su bebedero y lo metí en su jaula, para que se sintiera más seguro. Enseguida empezó a estudiar su entorno, y poco después cayó rendido en su hamaquita.


Lo llamé Stitch por lo inquieto y juguetón que es. Como Lilo&Stitch, de Disney... pues en los dibujitos, el bichito azul no para quieto y siempre anda jugando o haciendo travesuras.


Y desde entonces es el rey de la casa. Se la pasa durmiendo, comiendo, investigando, jugando con sus juguetes o conmigo (o con quien pille), o durmiendo, durmiendo y durmiendo. En todas las páginas webs sobre hurones se hablaba de lo mucho que dormían, pero es que ¡realmente duermen mucho! Puede llegar a dormir Stitch unas 18 horas al día... Aunque normalmente no llega a tanto, a no ser que esté agotado del día anterior...


Lo que más le gusta es jugar e investigar. Pero sobre todo si es al aire libre. Por eso siempre que puedo, aprovecho y lo llevo de paseo a un parque amplio, lleno de vegetación, y tranquilo. No suele ser muy común ver a un hurón pasear de la correa con su dueña... Y si hay mucha gente, no podemos dar ni un paso, porque todas las personas vienen a preguntar y verlo.


Me han llegado a preguntar si era una rata, o incluso un tiburón (¡¿?!) -a la pobre señora que me lo preguntó no le salía en ese momento la palabra "hurón" y me preguntó "¿eso es un tiburón?" (aguantarme la risa fue difícil)- otros, si era algún tipo de perro, gato, si era un tejón... De todo.


Entre las preguntas de los interrogatorios a los que me someten los transeúntes, está la de la comida, ¿qué comen?, y sobre su comportamiento, cuidados... El tener a Stitch conmigo y leer tanto sobre el tema, así como todas las respuestas que me responde mi veterinario, me ha proporcionado una gran experiencia y conocimiento sobre estos animalitos, que me gustaría compartir con cualquiera que sienta curiosidad, o tenga dudas o preguntas o desee tener uno. Por eso he creado este blog. Espero que sea de ayuda y aporte una información detallada para el gusto de todos. No obstante, si alguien desea ponerse en contacto, o hacerme alguna pregunta, que no dude en dejar un comentario.

6 comentarios:

  1. Ok! gracias por pasarte por mi blog!^^

    ResponderEliminar
  2. Ke bueno el blog!! yo tube 2 hurones hace años, y hace poco me he vuelto a plantear el tener uno!! de momento estoy haciendo calculos de presupuestos y eso...vivo en barcelona y en una tienda de mi barrio traen los hurones marshal y sale x 280 euros....lo cual me parecio bastante caro!! (compre los otros enteros por 120 y no sabia ke ya operados subiria tanto)...en las ramblas he visto ke tambien venden operados y todo...y mucho mas baratos pero no me fio de las condiciones en las ke se venden... me puedes dar algun consejo? XD gracias!!

    pd:Muy guapo steach!!!^^

    ResponderEliminar
  3. Pues yo a mi niño lo compré en un mercadillo de animales que ponene aqui en Sevilla los domingos, el pobrecito estaba en una jaula de pájaros con cinco huroncitos más, estaba en unas condiciones lamentables, y el señor, por llamarlo de alguna manera que los vendía cuando mordían les daba un chorlito con los dedos pero muy fuerte en la mandibula de abajo con lo que le chirriaban los dientes con la de arriba, vamos, yo solo de recordarlo todavía me duele, ahora tengo a mi niño en su inmensa jaula, con muchisimos juguetes, su hamaca , su esquinero, y es muy feliz, es muy cariñoso y se lleva regulin con mis gatas, pero supongo que será porque aun no lo conocen, pero es que el es muy travieso y les muerde las orejasy claro, ellas pes se enfadan...jajajaja bueno que compre a mi niño porque me dio penita, me costo 50 euros, pero no me arrepiento de nada, lo adoro y el a mi también...Rosa

    ResponderEliminar
  4. Bueno, no recomendaría comprarlo en mercadillos, porque no han pasado por ningún control veterinario y puede que no estén acostumbrados a la presencia humana... Es mi recomendación.
    Pero cada uno hace lo que cree mejor.
    También se pueden adoptar, en centros donde cuidan de hurones abandonados... Esa es otra opción que casi nunca se contempla.

    ResponderEliminar
  5. Hola,soy Erika, de Chile, ya se, lejos ajaja, pero en realidad hace mucho tiempo que me encantaria tener una bolita de estas, te juro que seria la mas feliz si lo lograra =). Simplemente he retrasado su compra porque no estoy segura de si cuento con las condiciones para tenerlo, o sea, estoy en la universidad y, aunque no me quita mucho tiempo, no estoy en todo el dia en la casa y llego solo en la noche, ademas muchas veces ni siquiera llego, aunque no seria problema lo de las noches porque en la casa de mi novio podria adecuarle un espacio, lo que si me preocupa es si puede andar conmigo todo el dia en un transportin, y asi pasearlo de vez en cuando, ademas no se, quizas a mediados de año pueda contar con un auto y asi poder traerlo conmigo o incluso irlo a buscar a casa en cuanto me desocupe. En realidad me encantaria comprar uno y no se si puedo adquirir uno marshall desde aqui, ni cual sea el precio y el envio, y si quizas es traumante el viaje...
    Eso, te agradeceria que me respondieras al mail: erika.villalobos@alumnos.uda.cl
    muchas gracias desde ya
    saludos a stitch y a ti desde Chile
    bye

    ResponderEliminar