miércoles, 4 de marzo de 2009

Cosas básicas para el cuidado de un hurón

Si piensas tener un hurón, deberás contar con:


1) Una jaula grande. No valen las de conejo, y mucho menos las de hámsters. Debe ser una jaula mucho mayor, con dos pisos, como mínimo. Las dimensiones mínimas para una jaula (y para un hurón) son 70x45x65 cm aprox.



"Recuerda que el hurón es tu amigo, no un prisionero ni un esclavo"

2) Una hamaca. Los hurones prefieren dormir en hamacas. Éstas se cuelgan en la jaula y ahorran espacio para jugar.

3) Un comedero. Debes asegurarte de que tenga un sistema de agarre, para sujetarlo a la jaula, o que sea antivuelque, para que el hurón no lo pueda volcar. Los hurones son unos animales muy juguetones, e intentarán volcarlo.


4) Un bebedero. Los mejores son los que se utilizan para las jaulas de conejos, es decir, un botellín que se sujeta a la jaula, y con un tubito de metal para la salida del agua.

5) Un esquinero/arenero. Los hurones son unos animales muy limpios y hacen sus necesidades siempre en un mismo lugar. Se les suele educar, como a los gatos, para que hagan sus cositas en la arena, aunque tienen la particularidad de que siempre harán sus necesidades en una esquina, de ahí que se empleen para los hurones los esquineros.


6) Comida: la mejor comida para hurones no es la que venden como comida hecha para hurones. Esa suele ser de mala calidad, de ahí su bajo precio. La excepción es el pienso Marshall, pero no lo venden en ningún supermercado, ni tiendas especializadas/veterinarios, y sale muy caro. La otra opción es el pienso Royal Canin, Babycat 34. Es comida para cachorros de gato que se están destetando, y es la ideal para hurones de cualquier edad, ya que su sistema digestivo se asemeja al de los gatitos. Este pienso sí se encuentra en supermercados o en tiendas de animales fácilmente y no sale tan caro como el Marshall.

7) Un cepillo. Es recomendable cepillarle el pelo 3 veces a la semana, pero en época de cambio de pelaje (cuando se le empieza a caer más pelo y lo muda), es conveniente cepillarlo casi a diario, para evitar que trague muchos pelos cuando se lama, y no se le hagan bolas de pelo. Además así evitaremos que vaya soltando pelos por todos lados.

8) Un transportín. Tanto para los viajes como para llevarlo al veterinario, es necesario tener un transportín, para que vaya seguro en esas ocasiones.

9) Arena. La mejor no es la arena para gatos, ni el serrín, sino papel prensado. En caso de que no haya, entonces serrín prensado, pero habrá que estar limpiando constantemente toda la jaula, para que no haya mucho polvo, ya que le ocasionará problemas respiratorios. En ningún caso habrá que comprar la arena para gatos.

10) Antiparásitos. El que se suele poner a los hurones, tanto para desparasitarlo como para evitar los parásitos, es Stronghold 15mg (para animales de menos de 2,5kg). Hay que ponérselo cada dos meses, en los meses de otoño, invierno y primavera; y cada mes en verano. Aunque si se le va a sacar mucho o se vive en cerca del mar, es conveniente ponérselo siempre cada mes, para evitar el gusano del corazón (un parásito que se transmite a los animales con la picadura de los mosquitos que hay en las zonas costeras).

11) Vacunas: moquillo y rabia. Al principio habrá que ponerle varias veces la del moquillo pero después se pondrá anualmente. Existe una pequeña posibilidad de que se dé reacción alérgica. Por eso es importante que se observe al animal durante las horas siguientes a la vacuna. En caso de reacción, acuda inmediatamente al veterinario.

12) Juguetes. Los hurones son muy juguetones, así que te agradecerán si les regalas algún juguete. Les gustan mucho los túneles, meterse en los huecos y agujeros que encuentren. Así que un buen juguete es hacerle un túnel con un rollo de cartulina (rápido y barato). También le puedes comprar algún peluche para animales (que pueda morder), o darle un rollo de papel higiénico (y es el hurón más feliz del mundo... si no, pregúntenle a Stitch, mi hurón), o una zapatilla vieja...

13) Horas de recreo. Un hurón no se puede pasar todo el día metido en una jaula. Lo ideal es que esté fuera jugando y corriendo 2 ó 3 horas. Siempre que esté fuera, deberás tenerlo en una habitación segura (sin muebles que puedan ser peligrosos para él, sin enchufes a su alcance, sin estrecheces ni ranuras donde se pueda quedar atascado, etc.) y vigilarlo. Suelen meterse en líos ellos solitos, así que mejor prevenir que curar. Si no dispones de ese tiempo, mejor cómprate un gato o un pájaro.

14) Tijeras. A los hurones también hay que cortarles las uñas, como a los perros, loros, o gatos. Si salen mucho a la calle es posible que no se las tenga que cortar con tanta frecuencia, porque se les irán gastando. Pero el andar por el suelo de casa o en su jaula no es suficiente para gastar sus uñas y se las tendrás que cortar cada 15 días aprox. las delanteras y cada mes las traseras.

15) Champú. ¿Hay que lavar a los hurones? Pues sí, pero no con demasiada frecuencia. Una vez al mes o cada dos meses sería lo mejor. Si lo lavas con demasiada frecuencia, se le daña la piel, porque pierde la grasa que la protege y cuida, y se le irritará mucho; además, sólo conseguirás que aumente su olor corporal. El champú más indicado es el Johnson's baby (no more tears), te sale barato y te durará mucho tiempo. Es el que recomiendan los veterinarios. Aunque también hay champús especiales para hurones, pero más caros y menos cantidad, y no son mejores que el Johnson's.

16) Una toalla. Una toalla vieja servirá. La necesitarás cuando laves a tu hurón. Lo mejor es que dejes la toalla en el suelo y sueltes al hurón. Él solito se pondrá a secarse en la toalla. ¡Son muy listos estos hurones!

17) Malta felina. Los hurones son unos animalitos muy limpios, y se limpian ellos solitos, lamiéndose. Por lo tanto, se llevan muchos pelos en la lengua, que acaban en el estómago. Puede entonces que se produzca una bola de pelos (como ocurre en los gatos). Para que la expulse, se le da malta felina, aunque también hay algún laxante especial para hurones (aunque te saldrá mucho más caro).

18) Arnés y correa. Si lo quieres llevar de paseo, puedes comprar un arnés y una correa. En este caso, no queda otra que comprar un arnés especial para hurones, porque los que son para perros pequeños u otros animales, suelen ser más grandes. Los hurones son unos animales muy escurridizos y se escaparían si no es con un arnés especial para ellos. Por suerte, son baratos. Ya puestos, recomiendo el arnés ICA para hurones, que viene con correa y con un cascabel. La idea del cascabel es muy buena, si piensas tener a tu hurón suelto por casa, para saber por dónde anda, y encontrarlo más fácilmente, o simplemente no pisarlo.

19) Desodorante. Los hurones tienen una fama (totalmente falsa) por mal olor. Es cierto que los hurones tienen unas glándulas perianales que en caso de miedo o estrés, liberan un gas, que es responsable de mal olor, pero enseguida se pasa. Muchos criaderos operan a los hurones de estas glándulas para que no huelan. No obstante, el 90% del olor del hurón se quita cuando se le castra/esteriliza. Una vez esterilizado, no huele mal. Puede oler como un perro o un gato huelen. Todos los animales huelen. Pero hay personas a las que les desagrada el olor del hurón. En esos casos, se puede recurrir a un desodorante para hurones (del que no conviene abusar, porque puede dañar el olfato de nuestro hurón).

20) Papeles en regla. Cuando vayas a viajar en España, debes llevar contigo la cartilla sanitaria (con las vacunas registradas -la que es obligatoria es la de rabia), el pasaporte del animal (si viajas al extranjero) y una tarjeta que te envía el RAIA (Registro Andaluz de Identificación Animal). Asimismo, deberás tener a tu hurón identificado con un microship, y así recibirás la tarjeta del RAIA.

4 comentarios:

  1. excelente me encanto todo lo que explicaste !!!! muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. De nada! me alegro de que te ayudara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Gracias me ha ayudado muchísimo.

      Eliminar